Skip to content

Homenaje a Eugenio Montejo

19/07/2009

Lo bueno de la ignorancia es que nos permite realizar descubrimientos inesperados. Gracias a la invitación de Charo Prados a la presentación del número 24 de la revista Palimpsesto, que edita el Ayuntamiento de Carmona y dirige Francisco José Cruz, supe de la existencia de Eugenio Montejo,  poeta recientemente fallecido a quien iba dedicada la revista.  Creador de diversos heterónimos, utiliza el de Eduardo Polo para su deliciosa poesía para niños, juguetona y divertida, parte de la cual está publicada en un pequeño volumen titulado Chamario del cual, como no podía ser menos, se ha hecho eco Darabuc en varias ocasiones. Hacía tiempo que tenía pensado dedicarle una entrada a Eduardo Montejo  y lo hago ahora utilizando una nueva herramienta para realizar vistosos posters virtuales, Glogster,  que he conocido a través de Angus y que parece ser que ha causado sensación en el encuentro de edublogs de Getxo al que yo no he podido asistir. Sobre las posibilidades didácticas de los glogs se puede consultar esta presentación de María Jesús Uraga. Mi agradecimiento a las tres, Charo, Angus y María Jesús.

4 comentarios leave one →
  1. 19/07/2009 20:36

    Los demás también aprendemos, Elisa, de momento, he conocido a un poeta del que no había oído hablar; gracias, porque los poemas que acabo de leer me han gustado mucho.
    Respecto al glog, chulísimo, cercano al uso que podemos darle en las clases de literatura.
    Un abrazo.

  2. 20/07/2009 13:00

    Qué herramienta más curiosa, no me extraña que haya llamado la atención (de los que manejan a diario útiles de toda clase, por otro lado). También me pregunto qué hay que no esté ya en YouTube. Hace poco leía las últimas notas de una biblioteca escolar y para todos los libros seleccionados había algún vídeo. Si pienso que de muchos de los álbumes ilustrados recientes se está pasando ya al stop-motion desde la propia editorial, no sé cómo armar todas las piezas del puzzle. La inseguridad siempre hace que uno se lamente en parte y añore la cultura tranquila de la lectura en silencio (por otro lado, yo soy de los que maldice que cada vez que un poeta lee, le pongan de fondo ¿o es de ruido? música de violines). Probablemente tendrá también una cara de grandes posibilidades creativas y en algún punto habrá el que cree primero el stop-motion y luego el álbum. Veremos, veremos. Hay que ir cambiando de autobús sin parar…

  3. 28/07/2009 14:02

    Gracias por darme a conocer a este autor, lo desconocía y me ha gustado bastante.
    saludos

Trackbacks

  1. Cuando yo sea, de Eduardo Polo y Arnal Ballester « Darabuc · literatura infantil e ilustración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: